Sexualidad

Fantasías sexuales ejemplos con tu pareja

Cuando llegamos a una cierta edad, el sexo es uno de los elementos que rigen nuestra vida e incluso nuestra imaginación.

Todas las personas tenemos fantasías sexuales, ya sea con nuestra pareja o con una pareja sexual circunstancial, y tenerlas es muy bueno ya que alimenta al deseo con la pareja.

Pero cuando las tenemos, ¿cómo se hacen realidad?

Según los especialistas, tener fantasías (cualquiera de las que tengas) tiene una función más bien simbólica, ya que dependerá de la libertad con que se viva la propia sexualidad. De todos modos, la mayoría de las fantasías no se llevan a cabo sino porque sirven para alimentar el erotismo.

Lo interesante de tener fantasías sexuales, sobretodo en las mujeres, es que nosotras aceptemos nuestra sexualidad y nuestras fantasías sin ningún tipo de culpa e inhibiciones que nos limiten la plenitud sexual.

¿Para que existen las fantasías sexuales?

Tanto hombres como mujeres tenemos fantasías sexuales para conseguir o mejorar algunos objetivos, como por ejemplo, romper la rutina sexual, mantener relaciones platónicas, recrear momentos vividos, para imaginarnos haciendo cosas que no hemos probado o que nunca haremos en la realidad.

¡No hay que temer del contenido de las fantasías! El hecho de que las tengamos no quiere decir que lo vayamos a llevar a la práctica.

¿Debemos contar a nuestra pareja nuestras fantasías sexuales?

Contarlo a la pareja o no dependerá de cómo quieras vivirlas. Puedes contarlas y hacerlas parte de un juego de pareja y hasta si se da, llevarlas a cabo o sino puede funcionar como un motor sexual para nosotras. Eso dependerá de cada uno.

Lo que si debemos saber es que no siempre sale como deseamos o como lo imaginamos, pero no te desanimes!

 ¿cuales son las fantasías sexuales de las mujeres?

Los temas pueden variar tanto como personalidades o vivencias existan. Hay mujeres que fantasean con tríos, sexo grupal, practicas de dominio, relaciones homosexuales (aun cuando no se tenga esa orientación sexual), el ser mirada o mirar, relaciones prohibidas, etc, etc.

Por eso, si tienes una fantasía sexual y quieres cumplirla -ya sea con tu pareja estable o si no la tienes, con alguien que pueda ayudarte a cumplirla- dejes de lado los miedos y las culpas y empieces a disfrutar del sexo sin tapujos, como lo que es, algo bien natural.

¿Cuál es la tuya? ¿nos la cuentas?

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: