Pareja Sexualidad

Soft bondage una práctica muy de moda

El soft bondage está de moda.

La sociedad, especialmente las mujeres son las que están rompiendo los complejos y los tabues sexuales, que desde siempre han impedido el desarrollo sexual. Están logrando, y por el hombre cada vez más asumido con naturalidad, que no sólo son “recipientes” en los que engendrar hijos.

Está ruptura, ha hecho que el uso de los juguetes eróticos BDSM, disfrutados a solas o junto a la pareja, se vea en aumento constante, los que les permite evolucionar y querer saber más sobre su sexualidad y las prácticas de mayor placer.

Esta nueva situación, junto al boom de los libros eróticos, especialmente el escrito por E.L. James, la archiconocida trilogía “50 sombras de Grey” (y todos los juguetes eróticos de grey creados en este fenómeno literario), ha roto el miedo que se tenía al BDSM, generado un interés en ellos y, especialmente en ellas, por estas prácticas sexuales, pero en una vertiente más suave, y que es conocido como sexo sado light o soft bondage.

Un término que nos habla de ir un poco más allá en nuestras relaciones sexuales, a disfrutar junto a artículos sexuales y demás complementos eróticos que nos permitan disfrutar una vuelta más en el placer, al ser capaces de innovar en nuestra forma de interactuar en la intimidad sexual.

El soft bondage, se puede practicar junto a una serie de accesorios eróticos que van desde las esposas, hasta las palas azotadoras, máscaras, ataduras, pezoneras, argollas, látex y cuya función es más decorar y crear de manera lúdica y divertida, (sin el dolor asociado al sadomasoquismo) una fantasía sexual.

Una práctica que es ideal para reactivar o experimentar en el sexo descubriendo nuevos placeres que desconocíamos, a lo que también puedes incluir otros elementos más dulces como chocolate corporal, plumas eróticas y aceites de masaje, mientras tienes a tu amante atado al cabecero de la cama y los ojos tapados.

Que has de hacer para practicar soft bondage

Lo primero que debe existir para practicar el bondage soft, es que haya un consentimiento mutuo.

Lo segundo establecer una palabra clave, que cuando se diga, hay que parar ya que se está haciendo daño.

Lo tercero, que cuando acabéis os quitéis los accesorios para evitar consecuencias desagradables.

Para disfrutar del sexo sado light, también debéis tener en cuenta estos consejos.

–  No apretéis en exceso las esposas y máscaras.  Si utilizáis ataduras, dejad un dedo de holgura.

–  Si usáis látigos o paletas azotadoras, no golpees muy fuerte.

– Y recordad que todo debe ir acompañado de susurros, mordiscos, palabras subidas de tonos y besos. Todo dependerá de vuestro acuerdo.

– Sentido común, se trata de disfrutar.

Y tú, ¿no vas a disfrutar del BDSM light?. Cuéntanos que te gusta.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: