Pareja

Tips para atraer a un hombre

Atraer a un hombre, aunque resulte ser algo que no todas decimos en voz alta, es algo que siempre buscamos, que deseamos que los hombres sean capaces de centrar toda su atención en nosotras cuando pasamos por su lado o simplemente hablamos con ellos, haciendo que se queden con esa cara tan característica que todas hemos visto en más de una ocasión, sí, esa en la que apenas se les entiende lo que dicen y son incapaces de centrarse en la conversación. “Babear”, vamos

Qué te parece si comenzamos con unos consejos para conquistar a ese chico que tanto te gusta?

Pasemos a la acción y empecemos por las siguientes recomendaciones para atraer a un hombre

Ahora ya no sirve de nada quedarnos embobadas mirándole y viendo como es él el que se queda pasmado con otras, ha llegado nuestro turno, ahora vamos a aprender a atraer, en todo el sentido de la palabra.

Estamos completamente convencidos de que tener en cuenta estas recomendaciones dará sus frutos

Tus virtudes. No existe mujer en el planeta que no cuente con sus armas seductoras, algunas las saben explotar y otras tienen más dificultades para encontrarlas y sacarles punta.

Hoy es el día en el que tendrás que aprender a destacar todas tus cualidades y virtudes. Recuerda que tenemos que ser lo más atractivas posible.

Segura de ti misma. Una forma para conseguirlo es mirándole directamente a los ojos mientras te habla, con esto él sentirá que le estas prestando atención y tú tendrás un plus de seguridad.

Sabemos que al principio cuesta, y más si no estás acostumbrada a hablar mirando a los ojos, pero te aseguramos que con un poco de entrenamiento, lo tendrás completamente dominado.

Las compañías. Hay un montón de opiniones que difieren sobre qué es lo más recomendable para llamar la atención, si rodearse de compañeras más atractivas, menos o ir sencillamente sola. Dependiendo del lugar en el que nos encontremos, podremos utilizar una u otra, aunque te aconsejamos que pruebes a ir tú sola para que solamente se fije en ti. Piensa que no es egoísmo, es una opción para que pueda centrar su atención en ti y no se distraiga con el resto.

No seas extremadamente directa. Muestra solo una parte de tus intereses con él, haz que el resto se lo gane él solito. Sé dura pero flexible. A muchos chicos les gusta lo fácil, pero encuentran mucho más atractivo y serio a una chica con la que se deben esforzar más para conseguirla.

Una sonrisa. Tu rostro ha de tener siempre una sonrisa, esto demostrará tu actitud positiva y transmitirás muy buenas vibraciones.

Comparte sus gustos. Demuestra que también tenéis cosas y aficiones en común, pregúntale por sus intereses y comprobarás como en muchos de ellos coincidís. Además, muéstrate interesada, él lo notará y verá que le prestas atención.

Sentido del humor. Hazle ver que tu sentido del humor está presente, no seas un palo. Ríe y disfruta con sus bromas, si las hace y sino hazlas tu. No hay nada más bonito y atrayente que sentir esa complicidad con las bromas y pequeños comentarios jocosos.

Aproxímate. Desde la distancia en vez de calentar, enfriarás. Es importante que te mantengas cercana a él, que le mires a los ojos y te vayas acercando cada vez más y más, siempre con toda la sutileza posible. Provoca roces, para que así vaya descubriendo tu textura y se genere un cúmulo de deseo sexual.

Frases con doble sentido y sonrisa pícara. Además de mirar a los ojos, debes aprender a sonreír con sensualidad, y esto generalmente sale solo después de haber realizado alguna frase con doble sentido. Lo bueno de emplear frases picantes, es que les abres la puerta a que su imaginación comience a disparar toda clase de pensamientos eróticos, por lo que muchos responderán a tu frase con un intento de beso o caricia, mientras que otros dejarán claro que les gustas, sea como sea, lo has conseguido.

Nada de exhibicionismo. Vale, a los hombres les gustan las mujeres, y si están desnudas mejor, todo más fácil. Sin embargo, si dejas mucho a la vista puede que te tomen por una fresca, y ya sabemos que pasa cuando nos ponen esa etiqueta. Deja que su imaginación trabaje, permítele que se dé cuenta de todo lo que aún queda por descubrirse debajo de tu vestido.

Solamente con estos puntos, tienes más que suficiente como para ir entrenando y poniéndolo en práctica. Ponlos en práctica y después cuéntanos cómo se pudo, si fue capaz de resistir o te pidió un beso por lo menos.

Esperamos haberte ayudado un poquito para atraer a ese hombre que te gusta. Recuerda, ante todo ser tu misma. Y si no lo consigues, ya sabes él se lo pierde

 

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: