Preservativo Femenino

Filtros activos

El preservativo femenino comparte con el masculino que además de evitar embarazos no deseados, protege también de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)

El primer condón femenino se hizo de poliuretano y apareció en 1992. Desde 2007 existe también el de nitrilo. Ambos resultan más resistentes que los preservativos de látex masculinos, tienen un potencial de roturas menos frecuentes, mayor protección física y comodidad, así como un período de conservación más largo.